Facebook fue multado en España por 1,2 millones de euros

Fue sancionado por no informar a usuarios el propósito publicitario de la recolección de datos.

 Facebook

Esta semana, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) impuso a Facebookuna sanción de 1,2 millones de euros por infringir la ley de protección de datos al verificar, según se indicó en su decisión, que la red social recopila, conserva y utiliza datos con fines de publicidad sin el consentimiento previo de los usuarios.

De acuerdo con una investigación realizada por la Agencia, los datos sobre ideología, religión, sexo, gustos personales y navegación son recogidos directamente a través de la interacción del usuario con la plataforma o por medio de páginas web de terceros sin informar ni solicitar autorización específicamente para este fin por parte del usuario.

De hecho, los datos personales de los usuarios no son eliminados una vez Facebook deja de utilizarlos, ni tampoco cuando una persona solicita específicamente que sean borrados, indicó la AEPD.

Además de no informar de forma exhaustiva la finalidad de la información adquirida, la entidad agregó que ha verificado que la red social trata datos “especialmente protegidos” con fines de publicidad sin tener en cuenta que la normativa de protección de datos en España exige un consentimiento anticipado. Esta infracción está tipificada como “muy grave” en la Ley Orgánica de Protección de Datos de ese país.

Facebook presenta nuevo centro de respuesta a crisis

Pero quizás lo más revelador del episodio es que la AEPD informó que Facebook no solo conserva los datos de los usuarios que hacen parte de la red social, sino que además obtiene información de personas que no son miembros pero que alguna vez ingresaron a una página que contenía el símbolo ‘Me Gusta’, por lo que ni siquiera es necesario registrarse en la red social para dejar su información.

Felipe Sánchez, experto en redes sociales y director de estrategia de Havas Worldwide Colombia, asegura que “cuando un país da un fallo, otros pueden tenerlo en cuenta para aplicar normativas que protejan a los usuarios”.

Esto permite que se tomen acciones pertinentes, ya que las legislaciones en una nación con respecto a los teman digitales “son muy tardías en comparación al tiempo que le toma cambiar las políticas de seguridad a una red social”.

Es decir, que mientras que Facebook puede cambiar sus norma y pautas de uso de un día para otro, en un país, como en este caso España, una legislación al respecto puede tardar años, concluyó Sánchez.

TEXTO EXTRAIDO DEL TIEMPO.COM

Deja un Comentario

Comentarios